La decoración navideña debe empezar en la puerta de casa para que los vecinos y el cartero vean que ahí se celebra la Navidad.

Las coronas de acebo son un clásico para las puertas y los materiales naturales van abriéndose paso dejando de lado los sintéticos.

El árbol de Navidad es el elemento decorativo más representativo de estas fiestas, los hay para todos lo gustos y necesidades: los reutilizables se pueden plegar fácilmente y los naturales pueden ser transplantados en el jardín para tener aire puro siempre en los alrededores de casa.

El Belén también se va modernizando, hay quién monta auténticos espectáculos con agua, luz y sonido y otros que buscan un pequeño rincón en casa para poner un nacimiento.

Si bien los elementos decorativos de navidad siempre recuerdan al invierno, y quizá, gracias a ello, el estilo nórdico va abriéndose hueco ya es posible personalizarlo todo a nuestro gusto, desde un árbol de navidad fucsia o amarillo hasta un Belén hecho con figuras de playmobil o lego. Faltan unos días para Navidad, ¿has preparado tu hogar para estas fiestas?

Compártelo:
WhatsApp chat